9 años y mató a casi toda su familia, prendió fuego su casa intencionalmente

Kyle, un nene de nueve años, fue acusado este martes de asesinato en primer grado por la muerte de cinco miembros de su familia.

“Fue una decisión difícil”, dijo al Journal Star el fiscal estatal del condado de Woodford, Greg Minger. “Es una tragedia, pero al final se está acusando a una persona muy joven de uno de los delitos más graves que tenemos”, agregó. Katrina Alwood, la madre del acusado, dijo este jueves a la CBS News que su hijo “no es un monstruo” y que fue diagnosticado hace poco de esquizofrenia.



El sospechoso también es acusado de un cargo por incendio premeditado y otro por incendio premeditado agravado, según informa el Journal Star. Minger aclaró que revisó varios informes sobre el incendio antes de continuar con el procesamiento de Kyle -el fiscal no reveló la identidad del acusado, que se conoció gracias al testimonio de la madre-. Según las conclusiones del forense del condado de Woodford, Tim Ruestman, el incendio que terminó con la vida de Ariel Wall, un bebé de un año; Rose Alwood y Daemeon Wall, ambos de dos años; Jason Wall, de 34; y Kathryn Murray, de 69 años, fue iniciado intencionalmente.

Katrina Alwood logró escapar. Ella estaba comprometida con Jason Wall, con quien había tenido a Ariel y Daemeon. Rose Alwood era sobrina de Katrina y Kathryn Murray su abuela. “Me paré en la ventana y les dije a mis hijos que lamentaba no poder salvarlos. Les dije que mami estaba justo ahí y que los amaba. Si hubo suerte, por lo menos escucharon eso. También le dije a Jason que lo amaba y entonces algo me dijo que se habían ido”, narró la madre del acusado en una entrevista exclusiva a la cadena de televisión CBS News.

“Todos lo miran como si fuera una especie de monstruo, pero no lo es”, defendió Alwood, y agregó: “La gente comete errores, y esto es eso. Sí, fue una tragedia horrible, pero todavía no es algo por lo que tenga que arruinar su vida”. Durante la entrevista, la mujer explicó que Kyle había sido diagnosticado hace poco de esquizofrenia y trastorno bipolar. Lo describió como un nene amoroso y apeló para que le den una segunda oportunidad.

“Los chicos de nueve años no saben que Papá Noel no existe. No saben que la gente muere y no vuelven a la vida”, apuntó a medios locales el exfiscal y actual abogado defensor de menores Gus Kostopoulos. “No sé si los nenes de nueve años pueden intentar cometer un asesinato”, agregó. Illinois creó en 1899 el primer tribunal especial para menores. Aunque el sospechoso sea declarado culpable por el juez —no se someterá al fallo de un jurado—, no irá a la cárcel. “Debido a la edad, la libertad condicional es el único resultado que se puede obtener”, aclaró el fiscal Minger, quien agregó que la condena será de al menos de cinco años, pero no puede extenderse más allá de cuando el acusado cumpla los 21 años.

FUENTE MISIONES ONLINE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *