Detuvieron a un concejal y un gendarme cazando en el Yabotí

Un concejal de San Pedro y un efectivo de Gendarmería Nacional fueron detenidos en plena caza furtiva dentro de la Reserva Biósfera Yabotí, detallaron a El Territorio diversas fuentes consultadas.  El edil es Javier Torres, mientras que el centinela fue identificado como Ramón R.
El procedimiento se hizo en horas de la noche del último domingo, cuando guardaparques que realizaban un operativo dentro de la reserva interceptaron  a cuatro personas, entre los cuales se encontraban los mencionados. El hecho generó negativa repercusión y esperan conocer cómo quedará la situación de los involucrados en los puestos que ocupan.
La caza furtiva está siendo fuertemente denunciada en la zona de la Biósfera Yabotí, lo que arroja resultados positivos ante el trabajo que realizan los guardaparques. Según lo que pudo averiguar El Territorio, el grupo tenía en su poder armas y ejemplares de paca y jabalí, por lo que quedaron detenidos en la Comisaría Segunda de Terciados Paraíso hasta hoy, cuando deberán declarar.
Al detalle, se incautó una camioneta pick up, un rifle calibre 38, tres escopetas calibres 12, 20 y 16, armadillas y cartuchos. Los otros dos implicados son Beto S. y Jack T.
En la localidad, vecinos, educadores y ambientalistas felicitaron el trabajo de los guardaparques mientras que repudiaron el accionar por parte de representantes como la figura de un gendarme y un concejal,  que deberían “ser ejemplo cuando se trata de preservar los recursos naturales”.
“Es lamentable porque no se respeta a otras instituciones del Estado, no se respetan las leyes. La sociedad en general se ve afectada por las acciones de nuestros representantes. Quién va venir a visitar la Biósfera si hasta los dirigentes andan armados cazando”, fue una de las opiniones transmitida por parte de vecinos a este medio.
En este caso,  los involucrados incumplían el decreto nacional de cuarentena obligatoria, pero también serán imputados en una causa por caza furtiva, penada  por la ley  provincial XVI–Nº 11, además de la tenencia ilegal de arma de fuego.
Una de las inquietudes de los moradores es saber cómo seguirá la causa y la situación de dos de los involucrados.
El concejal, que integra el bloque del Frente Renovador, deberá responder ante sus pares, en base a lo que establece la Carta Orgánica Municipal.
Podría ser destituido por conducta inapropiada, lo que quedaría a consideración del cuerpo deliberativo.
En este sentido, el artículo 193 de la Carta Magna hace referencia a las sanciones y establece que el Concejo Deliberante, conforme a lo establecido en su reglamento interno, puede corregir, suspender o excluir de su seno a cualquiera de sus miembros por indignidad, inasistencias reiteradas o inconducta en el desempeño de sus funciones; y removerlos por inhabilidad, incompatibilidad o incapacidad sobreviniente al tiempo de su incorporación, más lo establecido en el artículo 175.
Desde el Concejo anticiparon que una vez se determine la causa,  formarán una comisión integradora de investigación y de forma conjunta el cuerpo deliberativo resolvería qué sanción aplicar.
En lo que respecta al gendarme involucrado, queda aguardar la decisión que tome el magistrado interviniente, lo que se conocerá en los próximos días.
Fuente: El Territorio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *