Un empleado de la celo fue «agredido» por un socio en medio del reclamo de una factura

Autoridades de la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (Celo) analizan la posibilidad de radicar una denuncia penal por amenazas y agresión contra el abogado Roberto Bondar, quien increpó y empujó a un empleado del sector de agua potable frente a integrantes del Consejo de Administración.
Según precisaron, el letrado se presentó en la sede central de la Celo para reclamar por la facturación del servicio y comenzó a insultar a sus interlocutores. En un momento dado, tal como quedó registrado en el sistema de seguridad por cámaras, Bondar empujó de manera violenta a un trabajador que trataba de brindar las explicaciones del caso.

Se trata del mismo letrado que a mediados del 2017 fue apercibido por la Justicia de Instrucción tras una serie de descalificativos contra una niña de 11 años que fue víctima de abuso. Ante lo inapropiado de los términos usados por Bondar, el juez de la causa lo apercibió y giró las pruebas al Colegio de Abogados de la Provincia de Misiones.
Según el magistrado Horacio Alarcón, en la petición de falta de mérito “a mi entender descalifica a la menor L.M.L. en dos oportunidades. En el primer término tildándola de “basura e inmundicia humana”; y en un párrafo posterior de “mugre”, hecho este que a mi criterio configura un desempeño profesional moralmente reprochable del letrado referido y susceptible de sanción en los términos del Artículo 57 del R.P.P.J. de la provincia de Misiones”.
Ese mismo año, en el marco del juicio por el homicidio de la pequeña Selene Aguirre, Bondar tildó de “delincuentes” y “barras bravas” a los integrantes del Tribunal Penal Uno de Oberá.
FUENTE EL TERRITORIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *